lunes, 29 de octubre de 2012

Williamson out

El viernes pasado comenté dos noticias poco curiosas por lo típicas que resultan las actitudes de los creyentes fanáticos involucrados en ellas. He aquí una tercera que amerita un poco más el espacio informativo.

El lefebvrismo obedece al Papa y destituye al obispo que negó el Holocausto


Se trata de una noticia pero sólo en términos fácticos inmediatos: sí, el lefebvrismo, o más propiamente la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (una secta católica que hace quedar al Opus Dei como un hato de progres), expulsó a uno de sus obispos, Richard Williamson, que se hizo embarazosamente notorio cuando negó el Holocausto (varias veces), y un poco más cuando fue obligado a irse de Argentina, donde regenteaba un seminario. La redacción del artículo hace ver como si Williamson hubiese sido destituido por su antisemitismo, lo cual sería efectivamente una noticia. Sin embargo, y curiosamente, la noticia deja de ser noticia en este sentido cuando se la compara con una fuente católica, nuestros amigos de ACI Prensa, insospechables de distorsionar un asunto que involucra órdenes directas de su ídolo, Benedicto XVI:

Lefebvristas expulsan a obispo negacionista Williamson

En esta redacción la causa de la destitución del obispo Williamson es clara: los lefebvristas expulsaron a Williamson, “conocido por ser un negacionista del holocausto”, pero no eso sino por “falta de respeto y desobediencia”. Se le había ordenado dejar de pavonear su antisemitismo (que la mayor parte de los católicos ultraconservadores comparten) porque era poco político que el Papa recibiera de vuelta en el seno de la Iglesia a unos cismáticos conocidos por esas ideas. Williamson no sólo no se calló sino que pidió la renuncia a su propio Superior General por media de una carta abierta. Nótese cómo la palabra “antisemitismo” no aparece en el artículo de ACI. ¿Noticia? Ninguna noticia por aquí: en la Iglesia se le da la bienvenida con gusto a intolerantes, fanáticos, racistas y conspiracionistas de todo tipo… siempre que sean obedientes y sepan callarse cuando su superior se los ordena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dejá tu comentario sobre el tema de este post aquí. Por favor, utilizá un nombre o seudónimo. Si querés opinar o hablar de otro tema, usá el Buzón de sugerencias.