jueves, 12 de febrero de 2009

¡Feliz Día de Darwin!

Hace hoy exactamente 200 años que nació Charles Darwin, el naturalista inglés que legó a la humanidad la teoría de la evolución, que quizá sea el hallazgo científico más importante de la historia, porque nos explicó cómo, a partir del proceso de selección natural, un antepasado común a todos los seres vivos pudo transformarse hasta dar origen a la multitud de especies que vemos hoy en día, incluyéndonos a nosotros, los primates superiores conocidos como Homo sapiens.

También en 2009 (aunque en noviembre) se cumplen 150 años de la publicación de El origen de las especies, donde Darwin comenzó a delinear los hallazgos y observaciones acumulados pacientemente desde su juventud en forma de una teoría coherente, sabiendo plenamente que iba a traer controversia y escándalo. Porque lo que hacía la teoría de la evolución era demostrar que no hacía falta intervención de un agente sobrenatural, divino o de cualquier otra clase, para producir la inmensa diversidad de vida sobre la Tierra.

Richard Dawkins señala que, antes de Darwin, el creyente podía señalar el diseño de los seres vivos, exquisitamente adaptado a su hábitat y a sus costumbres, como prueba de la existencia de un Dios Creador que hubiese planeado hasta el último detalle de sus criaturas. La ciencia ya había descubierto la regularidad natural de los cursos de los planetas y las estrellas, había aprehendido las fuerzas naturales como la electricidad del rayo y los ciclos del agua; la astronomía había destronado a la Tierra como centro del universo, la medicina progresaba hacia la curación de enfermedades... Pero la biología se resistía. Los creyentes todavía podían insistir en que el mundo viviente era expresión directa de la voluntad de Dios y ver al hombre como pináculo de la Creación, especial y apartado del resto de los animales.

La evolución cambió todo eso. Desde que Darwin nos dio su teoría, podemos ser, como dice Dawkins, ateos intelectualmente satisfechos.

7 comentarios:

  1. Felicidades por el blog. No creo que hayan sido sólo las religiones (en especial la cristiana) las que han insitido en el hombre como distinto del resto de los animales. La filosofía, por ejemplo, lo ha demostrado desde la Grecia clásica.

    Tampoco creo que la "selección natural" desbarate del todo la idea de una creación, porque bien pudo ser creada ella también: sería una muestra más de un "orden" preestablecido en cuanto existe.

    Felicidades de nuevo por el blog: está bien interesante, aunque no pasa de estimulante.

    ResponderEliminar
  2. Un par de aclaraciones. Lo de primates superiores es un término que alude a ideas algo anticuadas en las que la evolución era linear y el hombre era el pináculo. Hoy se sabe que sólo somos una rama en la que sí, hay una base más primitiva, pero todas las ramas a casi igual altura.

    Y por otro lado, sufrimos de Darwinitis. En su época y anterior a él ya hubo evolucionistas, y después de él ha habido muchos que han mejorado su obra. Darwin fue un excelente biólogo (no sólo por la evolución, tiene otros trabajos estupendos) y sí, dio a conocer el hecho de la evolución. Pero si no hubiese sido él, habría sido otro e igualmente sus ideas están anticuadas. Evolución sí. Darwin también. Evolución = Darwin, más bien no.

    ResponderEliminar
  3. Philip - El cristianismo tiene un gran componente de filosofía griega, según entiendo. No conozco lo suficiente para decir cuánto de eso influyó en su visión del hombre, pero sin duda mucho ya estaba allí desde que el Génesis proclamó el deber del hombre de sojuzgar la creación.

    Lo que hizo Darwin fue dar una explicación naturalista del desarrollo y adaptación de la vida, que mostró como primitiva e innecesaria la idea de creación especial tal como figura literalmente en la Biblia. También mostró como innecesaria (no como necesariamente falsa) la noción de un Dios que crea la vida según distintas especies y coloca al hombre, producto único y especial, aparte y sobre todas ellas. No he dicho que desbarató esta idea; sólo he dicho (siguiendo a Dawkins) que permitió a los que no creemos en ella tener una explicación positiva.

    ResponderEliminar
  4. Kalitro - Evolución no es igual a Darwin, eso está claro. Pero de todos los que tuvieron su idea, que no fueron tantos, él fue quién la elaboró más y la difundió. No se trata de idolatrarlo, pero hay que reconocerle su parte en la historia. ¿Cuánto se hubiera atrasado la biología y todas las ciencias naturales si la idea de la evolución hubiese sido publicada después o en otro contexto, quizá menos favorable?

    ResponderEliminar
  5. Absolutamente de acuerdo Pablo. Quiero decir, de la misma forma podría criticarse errores a Sócrates, Freud, Nietzche o tantos otros ocurre con Charles Darwin. Sin embargo, es el aporte dado en el CONTEXTO dado, lo que da el valor de tan tamaño peso a su contribución.

    Desde una mirada un tanto pragmática lo veo como uno de los científicos más importantes. Y desde lo personal, prácticamente un Héroe.

    Mauro

    ResponderEliminar
  6. Y sin embargo, yo soy un ateo intelectualmente insatisfecho.

    ResponderEliminar

Dejá tu comentario sobre el tema de este post aquí. Por favor, utilizá un nombre o seudónimo. Si querés opinar o hablar de otro tema, usá el Buzón de sugerencias.