sábado, 14 de febrero de 2009

El poder de la fe


La fe es suficientemente poderosa para inmunizar a las personas contra toda apelación a la piedad, al perdón, a los sentimientos humanos decentes. Incluso las inmuniza contra el miedo, si honestamente creen que una muerte de mártir las enviará derecho al cielo.

Richard Dawkins, El gen egoísta
(escrito en 1976... mucho antes de 2001)

14 comentarios:

  1. La fe no, la certeza de estar obrando bien.

    ResponderEliminar
  2. La certeza de estar obrando bien combinada con la incapacidad de aceptar argumentos racionales en contra. Teológicamente la definición de "fe" podrá ser otra, pero en la práctica el resultado de tener fe es ése.

    ResponderEliminar
  3. La certeza de obrar bien motivó las Cruzadas, la jihad, las Guerras Santas?

    No sería esto lo mismo que fe en obrar según el mandato de una "voluntad divina"?

    Me hace recordar un cuento oriental: Un mono al borde del río tenía un pez coleando en la mano. Otro pasó y le preguntó:
    - ¿Qué haces con ese pez en la mano?
    - Lo salvo de morir ahogado.

    ResponderEliminar
  4. Si, como dices en otra entrada, el ateísmo no es cierto al 100%, no descartaría considerarlo también una fe. Y creo que en la actualidad es él el que inmuniza a las personas a la voz de la razón o de la propia humanidad.

    ResponderEliminar
  5. Philip, ateísmo es no creer en Dios. No es una creencia, es la falta de ella. Si tenés algún ejemplo que muestre que no creer en Dios cause en la actualidad males comparables a los ataques suicidas de los terroristas islámicos, quiero escucharlos.

    Me da gracia que los que tienen fe le imputen al ateísmo ser una fe. Yo no moriría como mártir por el ateísmo y puedo perfectamente vivir gobernado por creyentes, siempre que no metan su religión en las leyes que gobiernan mi vida. En eso yo como ateo soy completamente diferente de unos muchos creyentes que se ven por ahí.

    Claro que los ateos no estamos 100% seguros de estar en lo correcto (es decir, quizá Dios existe y quiere que lo reconozcamos) pero tenemos nuestras razones, llegamos a esa conclusión y hasta que no venga nada nuevo a demostrarnos que Dios existe, no creeremos.

    ResponderEliminar
  6. Bueno... la Unión Soviética o el nazismo me parecen grandes ejemplos de regímenes ateos que, de momento, han causado más mal que el terrorismo islámico. Y los grupos terroristas son bastante reducidos, me temo: no son todos los musulmanes.

    Me parece muy sensato todo lo que dices. Sólo me ha molestado que no especificaras a que te referías cuando Dawkins habla de "fe": hay un salto grande del Islam al cristianismo.

    ResponderEliminar
  7. Philip - Estaba respondiéndote pero se me ha hecho muy largo. Esta tarde o mañana tendré la respuesta que merece tu planteo, en un post aparte, ya que lo amerita. Saludos!

    ResponderEliminar
  8. hay un salto grande del Islam al cristianismo.

    perdón, lo mío es un poco desubicado ya que soy nuevo acá, pero esto me sonó exageradamente peyorativo. Tanto el Islam como el cristianismo son credos teístas. En el mundo, tanto el denominado terrorismo islámico como los denominados justicieros o como sea que se llamen a sí mismos quienes combaten contra los terroristas, matan y mueren porque están totalmente seguros de tener la razón única, total y absoluta, así que, por lo menos, en el sentido en que interpreté la cita, Islamy Cristianismo pasan a ser lo mismo desde ese punto de vista

    ResponderEliminar
  9. Tegin, adelante, no hace falta tener experiencia para comentar. :) Si te mandás alguna macana ya te la van a hacer notar.

    No me di cuenta de hacerlo notar pero efectivamente, la guerra que emprendió Estados Unidos tiene mucho de componente religioso. Si el mismo G. W. Bush la llamó "cruzada" (se tuvo que disculpar después). En el gobierno de Bush había unos cuantos elementos cristianos fanáticos, incluyendo gente que quería una guerra en Medio Oriente para acelerar los sucesos predichos en el Apocalipsis. Parece de otro mundo pero es así.

    ResponderEliminar
  10. El nazismo no era un régimen que pueda llamarse ateo. Para empezar el nazismo se inspira (absurdamente) en tradiciones religiosas indo-arias. Por otro lado, Hitler se denominaba a sí mismo católico y cristiano, y su apego por lo sobrenatural no acababa allí. También debe recordarse que a la cabeza del quizás más infame brazo del nazismo, la Schutzstaffel o SS, se hallaba el perverso Heinrich Luitpold Himmler, cuyo dogma religioso de la superioridad racial aria, condimentado con algo de mitología germánica, le ayudaba a justificar los crímenes contra la humanidad que se imputan a las SS. Finalmente sobre el nazismo, nunca se han preguntado por qué un régimen supuestamente ateo se ensañó contra una sola religión (la judía) y no contra todas? ¿No habrá un móvil religioso en eso?
    En cuanto al régimen de Stalin, sin duda el mismo Stalin era “más ateo” que Hitler, pero su encono contra la humanidad no se debió a su incredulidad en lo sobrenatural, y supo instrumentalizar su relación con la iglesia ortodoxa rusa y su sínodo a favor de su régimen, sin mucha queja por los altos sacerdotes rusos, que con su relación con Stalin rompieron sus lazos con el resto de la ortodoxia cristiana en el mundo y obtuvieron ciertos privilegios.
    Sin embargo, aunque Peter Muller tuviera razón sobre el ateísmo de ambos regímenes, que no la tiene, ninguna de las crueldades de ambos se debe al ateísmo o se motivó por el ateismo o a querer imponerlo, propagarlo o forzarlo en las gargantas de las víctimas.
    Disculpen si me extendí más de la cuenta.

    ResponderEliminar
  11. Ramiro - Gracias por escribir, aquí no hay límite para extenderse en un comentario (siempre que sea pertinente su contenido). Algunas cosas que mencionaste las mencioné en el artículo que escribí para responder a P. M., otras son cosas que había oído pero que no tenía certeza (lo de Stalin y la jerarquía ortodoxa). En la misma línea también mencionaría la sobrevivencia del catolicismo en la Polonia soviética, que se debió a la connivencia con el régimen. Un régimen ateo totalitario no hubiera tolerado una religión floreciente durante décadas.

    ResponderEliminar
  12. Ni pienses que soy ateo ni creas que soy creyente.
    Aparte de la falsía que de todos los mitos que tienen como fondo las más de 10,000 religiones; la fe en lo que sea, ha demostrado tener un efecto sobre los individuos.
    Ahí vemos el Nobel ganado por el Dr. Dan Ariely, tras demostrar el poder curativo de los placebos "caros". Esa realidad ancestral es la que ha parido a las religiones y sus Dioses.

    ResponderEliminar
  13. Dan Ariely ganó un Ig Nobel, no un Nobel, y no demostró que los placebos caros curen, sino que el efecto placebo trabaja en más de un nivel. No veo ninguna "realidad ancestral" en todo esto, sino una demostración de la ya archiconocida interacción psicosomática.

    ResponderEliminar

Dejá tu comentario sobre el tema de este post aquí. Por favor, utilizá un nombre o seudónimo. Si querés opinar o hablar de otro tema, usá el Buzón de sugerencias.