lunes, 4 de mayo de 2009

Como si esta vida fuera la única


“Ser inmortal es baladí; menos el hombre, todas las criaturas lo son, pues ignoran la muerte; lo divino, lo terrible, lo incomprensible, es saberse inmortal. He notado que, pese a las religiones, esa convicción es rarísima. Israelitas, cristianos y musulmanes profesan la inmortalidad, pero la veneración que tributan al primer siglo prueba que sólo creen en él, ya que destinan todos los demás, en número infinito, a premiarlo o a castigarlo.”

31 comentarios:

  1. Deberían publicitar el cielo con Playstation para los creyentes más jóvenes.

    ResponderEliminar
  2. Te lo churrasqueo y lo posteo en mi Facebook. Mis disculpas y mis gracias.

    ResponderEliminar
  3. ¡De nada! Y acabo de aprender la palabra "churrasquear".

    ResponderEliminar
  4. Estimado Pablo:
    Es interesante la cita de Borges, traes a mi memoria algo que dijera José Ramón Ayllón, autor de "Dios y los náufragos", libro que te recomiendo, este autor decía en una entrevista: "... el ser humano se ve a sí mismo como un náufrago cuando es acosado por el sufrimiento y por la pregunta sobre el sentido de la vida. En medio de esa inseguridad, la referencia a Dios es inevitable, tanto si se afirma su existencia como si se niega..."
    Pasando específicamente a la cita, cabe resaltar ante todo la palabra "inmortal" y esa mezcla con "veneración"; por que "inmortal" son las hoy las obras de Borges, por ejemplo, sin embargo, tanto él como nosotros y todos aquellos que leen esto; somos simples mortales y un día queramos o no, vamos a morir (he aquí que entonces NO somos inmortales) Ahora bien, si vamos a entender que tanto vos, como Borges quisieron referirse a la vida después de la muerte en que “creemos” los cristianos, "No veneramos". La palabra correcta sería “eternos” y aquí la cuestión, nacemos eternos y eso cambia muchas cosas, porque los animales no se preocupan porque son ignorantes de la situación, nosotros como seres racionales, queremos comprender todo y hasta antes que sea necesario o deba suceder, he aquí que algunos se desesperan ante el paso de la muerte, lo niegan o reniegan de Dios y todo lo que directa o indirectamente se relacione con ella, mientras que otros sabemos que vendrá y vivimos de la mejor forma posible sin que ese futuro nos atormente, sabiendo que un día daremos este paso hacia una forma de vida mejor, en la que compartiremos eternamente un lugar con quien nos creó por solo Amor y para que lleguemos a ese momento.
    Muchas gracias. Dios te bendiga.
    Por cierto, para mí, todo esto, no es perder el tiempo como te decía se que soy un ser eterno, y como tal, aunque esta vida tiene un final, me espera otra mucho mejor.

    ResponderEliminar
  5. No pretendo demostrar nada con la cita de Borges; sólo me pareció que apunta a algo curioso: por las acciones de una vida que dura comparativamente un suspiro, la doctrina cristiana destina al alma al goce eterno o al tormento eterno. En otras partes Borges habla del infierno y por boca de un teólogo heterodoxo (ficticio) dice que es casi una blasfemia creer en él, porque significa que Dios tolera que se inflija a una criatura suya un sufrimiento eterno a causa de una vida terrenal finita, y también porque implica que un simple hombre tiene poder para burlar el plan de Dios (que es, supuestamente, que todos se salven) y hacerlo eternamente. Son disquisiciones curiosas que no me preocupan porque yo no creo en nada de ello, pero que deberían hacer pensar a los creyentes.

    No entiendo de qué manera puede ayudar a alguien que teme a la muerte el negar la existencia de Dios; yo más bien pensaría lo contrario. En mi caso (no puedo hablar por otros) la idea de la muerte ni me pasó por la cabeza al aceptar mi ateísmo, ni en forma positiva ni en forma negativa. Será que nunca me he imaginado el cielo y por lo tanto no he sentido ninguna pérdida.

    ResponderEliminar
  6. Estimado Joseomarco, no se alarme, es otro de los trucos de nuestro amigo el pseudo-inquisidor: citar algo de lo que no entiende, sacado de contexto.
    Su Eminencia, Pablo ¿Te pusiste a por lo menos leer el cuento 'El inmortal'?(http://es.geocities.com/cuentohispano_zip/texto/borges_inmortal.html)
    No se trata de una cosa dicha por 'Borges', no es un ensayo (para eso te recomiendo la 'Nueva refutación del Tiempo' (de Borges) ni una declaración 'periodística'.
    Lo que citás es algo que dice un personaje, en una ficción dentro de otra. Ese personaje -que piensa eso que citás- es defenestrado por Borges en el relato, siendo que, una vez que aprendió que la inmortalidad (en este mundo) es una pesadilla, decide con los demás, recorrerlo para encontrar el río que quite la inmortalidad.
    Esto es, para morir. o sea, salirse del tiempo, salirse de esos primeros 100 años que -en su falacia- el personaje cree que son los 'primeros', así como lo crees vos en tu ignorancia y los que se hacen eco en los comentarios.
    Eminencia, no le pido Fé. Sólo un mínimo de sensibilidad literaria: es como si citara el discurso que dice un nazi en una novela escrita por un israelí antinazi como prueba de que el escritor es nazi. El que habla no es Borges, es un personaje de Borges.
    Trataré de explicarme con otras de mis -según Ud.- 'majestuosas' construcciones, que le gusta escuchar tan callado, intercalando tímidos 'no es así'.
    Borges cita sistemáticamente a Platón (nacemos aristotélicos o platónicos, según él) cuando dice que "el tiempo es la imágen móvil de la eternidad". Esa diferencia entre 'tiempo' (cronológico y contingente) y 'eternidad' (fuera del tiempo y trascendente), es sobre lo que Borges trata de llamar la atención en toda su obra. Y en la cita de arriba, lo hace mostrando que dentro del tiempo (no de la eternidad), hasta quien lograra una vida sin fin (donde el sufrimiento y el dolor no tiene fin) querrá perderla. Pero eso es algo que le puede preocupar a quien pasa por el trance existencial de ver a la muerte como una tragedia. Mientras no temas la muerte, tu ateísmo será de pacotilla, como tantos otros 'ismos' religiosos o no. Si no te has imaginado el cielo, es seguramente una insensibilidad pasajera. Ya te enamorarás, o escucharás música o tendrás hijos, o serás feliz. Y entonces la paradoja te arrastrará irrefrenable y te preguntarás '¿porqué debe esto terminar?'. Y entonces, algo verás de otro modo. Aunque tal vez es posible que (como uno de los dos Teólogos del otro cuento de Borges), te atosigues de datos y denuncias para hacer, con el sólo objetivo de no mirar la realdad de nuestra finitud. Tal vez tengas suerte y -siguiendo la cita- tu ignorancia sobre la muerte te asemeje a la de las 'demás criaturas' no humanas.
    Si eso no pasa, seguramente -como simepre- ya será tarde para varias cosas. Mientras ello no te ocurra, la obra de Borges te parecerá una 'curiosidad' y serás un (inconciente) sacerdote más de la doctrina materialista, que no quema con hogeras sino con mentiras (publicidades, periodismos y relativismo, etc...).
    En algún lado (una cita que no deforma su pensamiento como la tuya) Borges dice: "nos han tocado, como a todos los hombres, malos tiempos en que vivir".
    Si no llegás a entender algo del cuento, podés escribirme a mi correo.

    Saludos
    Ominooona.

    ResponderEliminar
  7. Ominooona...

    algo que sí dijo Borges fue lo siguiente: "Fuera de la ética, entiendo que las opiniones de un hombre suelen ser superficiales y efímeras"; y esto lo dijo en defensa de Cortázar quien usualmente es condenado o alabado por sus opiniones políticas.

    Como sea, creo que el punto no es si Borges cree o no en esta frase; el hecho es que él la escribió para contextualizar la opinión de un personaje que por ende fue razonada y filosofada por el autor al crearla.

    Tampoco tiene mucho sentido tratar de extrapolar las convicciones ideológicas de Borges con las nuestras, de hecho es inútil intentarlo y sólo nos estamos engañando nosotros mismos.

    El uso de la frase es por su contenido en sí y no porque Borges la creyera en su totalidad. En lo que a mí respecta a Borges le atrae la mitología y la ficción porque es parte de la naturaleza humana crear mitos, y no porque buscara una verdad. Si eso fuera, Borges no sería recordado como uno de los mejores escritores del género fantástico, sino como un filósofo cuya doctrina está implícita en su obra.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Como tu dices Luis, fue razonada y filosofada por tu tocayo Borges, pero también puesta en una ficción cumpliendo una funcion narrativa muy concreta, que no era la de demostrar que el personaje hacía -o pensaba- lo correcto, sino mas bien que estaba aprendiendo sobre la inmortalidad (un personaje, que por otro lado, al escribir eso ya había vivido como 3000 años, que no es nuestro caso 'en la realidad').
    Aparte, el pseudo-inquisidor podría citar cientos de frases más ateas de JL. Lo que yo critico es la ligereza y la cruzada anti-cruzadas. y aprovecho el error de interpretación -que tu no haces- para darle un poco.
    Más allá de 'como sea recordado' Borges, lo cual es obra de los recordadores oficiales que lo malinterpretan y lo sacan de contexto. Mi opinión personal (y no la mía sola), es que es un escritor que está diciendo de manera constante que habría que saber MUCHO más de Filosofia y Escolástica para hablar de cualquier religión. Cosa que el pipistrilo en cuestion no hace. Es más, como podrás ver, el Pseudo-Inquisidor ha dictaminado una CENSURA en la página: http://alertareligion.blogspot.com/2009/05/fan-mail-6-argumentum-ad-ignorantiam.html?showComment=1242002700000#c7644569702058906147)
    sólo porque escribí unos argumentos que no le gustaron (en realidad, porque no le permití que se riera descaradamente (como hacen tales personajes) de Luiggina. Aclaro que no se trataba de nada especialmente agresivo. Es evidente que este post se le fue de las manos y poe eso entró mi crítica a Borges.
    En fin.
    Para terminar, conociendo la opinión de Borges sobre Cortazar (ver el libro de Bioy Casares donde racconta su vida con Borges durante mas o menos cincuenta años), y la natural ironía de JL(otra cosa bastnate platónica), no creo que se tratara de una 'defensa',sino de una cargada.

    saludos
    R

    ResponderEliminar
  9. R, Ominooona, o quien sea: hay partes de tu comentario que merecen respuesta, y por eso lo dejé estar. Pero el resto, como la mayor parte de lo que venís escribiendo, es un ataque a mí basándote en tus ideas estrambóticas sobre el ateísmo. Asumís que soy un ignorante, que engaño a los que me leen; me llamás inquisidor y me vinculás con torturadores. No me conocés, y aunque me conocieras, no tengo por qué permitirte que me juzgues. Abrite un blog y escribí ahí, si te parece; ésta no va a ser tu tribuna.

    ResponderEliminar
  10. Sobre lo anterior (por que quedó picando), está claro que Borges no hablaba por él mismo sino como su personaje, y no se me ocurrió que alguien podía interpretarlo de otra manera. Por la "ligereza" no me disculpo; no soy un filósofo y sólo escribo como puedo sobre lo que me parece curioso o importante.

    ResponderEliminar
  11. No está nada claro muchacho. ni vos lo decís, ni se desprende de los que dicen "!que frase, que frase! como si se la hubiera gritado a un cura en medio de la misa.
    Respecto de nuestra discusión (donde yo argumento y vos agredís o censurás, pero no te bancás una o dos bromillas), tu único argumento hasta ahora ha sido en el post que censuraste. Allí dijiste : eso no es así porque .... no es así. Demostración impecable, como dije en el comentario que no alcanzó tu nihil obstat.
    El resto sólo son etiquetas("Conspiranoia", "Trastornado",
    "Ideas Estrambóticas") que demuestran que te escandaliza (como una viejaa la que le queman las estampitas, aunque ella no jode a nadie y vos si) un pensamiento distinto y que no pueda entrar en tu molde (copia, bah) de ateos/creyentes, fabricado a imágen y semejanza de las necesidades del autoritarismo de hoy (no del de hace 50 años, que es contra el que 'luchas' y que ya perimió).

    saludos
    Ominooona

    ResponderEliminar
  12. Ominooona: no hay "nuestra discusión", porque vos no escuchás lo que digo, y yo no entiendo a dónde querés llegar, excepto que estás atribuyéndome todo tipo de cosas que no soy ni de lejos. Es lo último que voy a contestarte. Podés elegir entre hablar de los temas propuestos (y no de mí, o de lo que pensás de mí) o retirarte en silencio.

    ResponderEliminar
  13. Estimado Pablo:
    Vuelvo a repetirte algo que ya te he dicho en otras entradas, ya que insistís equivocadamente en algo. "...una vida que dura comparativamente un suspiro..." La vida que tenemos, y que nos ha sido regala por Dios, nuestro creador, es eterna, lo que dura un suspiro, y tal vez mucho menos aún es el paso por la tierra.
    Luego decís: "..., la doctrina cristiana destina al alma al goce eterno o al tormento eterno." Nuevamente te quedas con una parte de la idea y no con el todo. Dios, al regalarnos la vida, nos regala también la "libertad", esa que tanto defendes en nombre de la diversidad y demás, la cosa es que nos la regala y respeta tanto que incluso nos permite ir contra su voluntad: el goce o el tormento, no nos los impone Él por hacer o dejar de hacer, nos lo buscamos nosotros muy a pesar suyo. Te pregunto ¿Si tomas la ruta 9 que va a Córdoba y casa x kilómetros ves carteles que te indican cuanto falta para llegar, al llegar, te quejarías o sería alguien culpable de que ningún cartel te avisara q ese no era el camino a Buenos Aires?
    La vida aquí en la tierra es hermosa, aún cuando esta llena de feos momentos, pero es lo suficientemente larga como para que aprendamos lo que debemos aprender. Hoy cada mañana al levantarme, me pregunto por que no puedo volver al colegio donde la pasé tan bien y para aprender las cosas que me negué a aprender; sin embargo mientras estuve en ella, odie cada momento de estudio y me pregunté por que debía hacerlo. La maquina del tiempo no existe, y aunque existiera la posibilidad de retroceder, se que volvería a equivocarme (¿viste alguna vez Volver al futuro?) lo mejor es prestar atención a cada cartel en el camino, tomar uno y asumir las ganancias y perdidas del ejercicio de la libertad.
    Pero, ya te he dicho que no intento evangelizar aquí y me fui de tema un poco, perdón (si alguna vez te interesa o a alguien le interesa cuales son los carteles, ya tienen mi email)
    Por último, decís:"...No entiendo de qué manera puede ayudar a alguien que teme a la muerte el negar la existencia de Dios..." en realidad esta explicación hace referencia a la situación de muchas personas, no necesariamente ateas, muchos que temen a la muerte, lo hacen justamente por que temen al juicio final que mal piensan te destinaría al goce o tormento, como decías antes; en esos casos, negar a Dios, sirve como una manera de negar ese juicio temido. En tu caso, "según lo que decís", no se aplicaría, y tampoco tiene que ver con que pienses o no en el cielo o como sea que te guste llamar a ese lugar. Sin embargo, noto en muchas de tus entradas, una búsqueda por conocer que hay más allá que es normal y me pregunto ¿por que la negas?
    Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  14. "Cierro los ojos y veo una bandada de pájaros. La visión dura un segundo o acaso menos; no sé cuantos pájaros vi. ¿Era definido o indefinido su número? El problema involucra el de la existencia de Dios. Si Dios existe, el número es definido, porque Dios sabe cuántos pájaros vi. Si Dios no existe, el número es indefinido, porque nadie pudo llevar la cuenta. En tal caso, vi menos de diez pájaros(digamos) y más de uno, pero no vi nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres o dos pájaros. Vi un número entre diez y uno, que no es nueve, ocho, siete, seis, cinco, etcétera. Ese número entero es inconcebible; ergo, Dios existe.”
    "Argumenthum ornitologicum” Jorge Luis Borges

    Saludos de Ominooona (en el exilio)

    ResponderEliminar
  15. joseomarco (Jom) - Me olvidé de contestar este comentario tuyo de aquí arriba. Borges no discute si la vida es eterna o no; dice que le llama la atención la forma en que la doctrina cristiana le da una importancia capital a la vida terrenal ("el primer siglo") cuando al mismo tiempo afirma que después de ella hay una eternidad. Es como si uno cursara seis meses de escuela, luego le tomaran un examen y la nota determinara la posición social, la profesión, etc. de uno hasta la muerte (y peor: no habría muerte).

    Sugerirle a un ateo que está negando a Dios para negar su responsabilidad puede ser muy insultante. No digo que no sea cierto en algunos casos, pero me parece que esa posición del pseudo-ateo sería tener lo peor de ambos mundos.

    Si recibo un premio por mis acciones, quiero que sea ahora, y si cometo un error, prefiero arreglarlo ahora o pagarlo ahora, para tener tranquila mi conciencia.

    ResponderEliminar
  16. Joseomarco: he notado en varios de ustedes los creyentes una marcada tendencia a atribuirnos a los que no compartimos dichas creencias actitudes y posturas erróneas, concretamente la de "negar" a dios para eludir "juicios" o responsabilidades. Cada cual es diferente, por eso no pretendo hablar en representación de Pablo ni del resto de los comentaristas, pero en mi caso yo no "niego" a dios. Antes de ser ateo soy escéptico. Cuando alguien afirma algo, yo evalúo la evidencia empírica a favor de dicha afirmación y en base a la misma decido si vale la pena tomarla en serio o no. Mi ateísmo no es creencia en la ausencia de dios: es ausencia de creencia en dios. Ni siquiera se trata de un acto voluntario: no podría creer aunque lo deseara, ni aún sabiendo a priori que creyendo sería más feliz (desde luego, no hay evidencia de que esto sería así). Lo concreto es que no hay ninguna evidencia a favor (y mucha en contra) de los descabellados dogmas de las religiones teístas, por lo que el único "dios" compatible con la observación y la evidencia es el dios de Voltaire y David Hume, que creó el universo y las leyes que lo gobiernan para luego desaparecer para siempre sin intervenir para nada en los asuntos humanos. Pero a este "dios" tan intangible que es como si no estuviera no tendría sentido adorarlo, rezarle ni construirle templos, por lo tanto, y mientras los creyentes interesados en sermonearme y/o convertirme no me muestren alguna evidencia, el ateísmo me seguirá pareciendo la postura más razonable.

    ResponderEliminar
  17. Estimado Pablo:
    A ver..., me pareció que más arriba se había establecido que no era precisamente la postura de Borges sino mas bien un personaje y que no coincidia con sus ideas, pero, eso no interesa mucho. Yo me tome de una parte y creo haber dejado claro que no es lo mismo eterno que inmortal y que la doctrina católica habla de vida eterna y no de inmortalidad. Sobre la otra parte que mencionas no voy a volver a hacer la hisoria del camino equivocado, pero viene a cuento, ya que si los primeros tiempos de escuela no estudias, no podes pretender luego estar al nivel de uno que si lo hizo, podras volver atras, pero, en la medida que los otros no se atrasen y como el conocimiento es infinito, es lógico que nunca lo alcances y no podes culpar a nadie de tu decisión de no haber estudiado en tiempo y forma.
    Por otra parte no me queda muy claro que Borges se este refiriendo expresamente a los primeros tiempos de vida de una persona, pero, esta en vos que me lo muestres, si es que te interesa.
    Respecto de tu segundo parrafo, creo que bien decis, aunque no muchos tengan esa postura, los hay, y a ellos me referia.
    Tu ultimo parrafo, me invita a decir muchas cosas, sin embargo, ya he dicho varias veces, no vine a evangeluzar, y podría ser interpretado así, ya que me saldría del tema Borges, aquí tratado. Por lo tanto, salvando las distancias y sin animo de ofender,solo te diré que mi sobrina (la caprichosa) también quiere todo ya, ¿pero quien le hace entender que es alergica al chocolate?. Si te parece, abrí una entrada sobre el tema y o seguimos, o no.
    Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  18. Estimado pablo:
    Por uso un cyber cercano en muchas ocasiones y por alguna razon a veces aparece un tal biblio con el que nada tengo que ver. Pido disculpas es ajeno a mi, el comentario anterior que entro con tal nombre es mio JOM JoseOMarco

    ResponderEliminar
  19. Jom - Tal como decís, no importa si Borges pensaba eso o no, sino la reflexión que debería provocar su planteo.

    Realmente no entiendo cuál es la diferencia sustancial entre inmortalidad y eternidad, si nos referimos a la supervivencia de lo que se llama comúnmente "alma". Lo que importa, lo que es inmortal (es decir, no puede destruirse, sigue existiendo hasta el fin del mundo) es el alma, no el cuerpo, ¿verdad?

    En tu comentario anterior a éste decís que esta vida es suficientemente larga para que aprendamos todo lo que debemos aprender. Eso es bastante discutible, especialmente en el caso de personas que mueren accidentalmente o por enfermedad muy jóvenes. Podés decir que es obvio que, sea como sea, tenemos tiempo suficiente, porque Dios en su bondad no podría quererlo de otra manera, pero ahí entraríamos en la especulación teológica o el terreno de la fe. Yo sólo digo que, comparado con la eternidad, cualquier lapso de tiempo es forzosamente breve. Y Borges a través de su personaje hace notar la desproporción que implica tener una vida terrenal finita que determina toda la existencia posterior (eterna), y además sin derecho a apelación (el único examen de la escuela, en mi ejemplo). El alma existe eternamente pero una vez que pasó la vida terrenal, según la teología cristiana, ya no puede salir de donde quedó (sea el infierno o el cielo).

    Lo que dije sobre el premio o el castigo no es capricho, sino consecuencia lógica de no creer en la vida eterna. Quizá no me expresé bien. Yo quisiera recompensa en esta vida por lo que haga en ella, pero no la exijo (¿a quién voy a exigirle?), porque no creo que el verbo "merecer" (o mejor dicho su forma impersonal "merecerse") tenga sentido. En este sentido podría decir que tiendo al estoicismo, aunque la paciencia y la constancia no me alcanzan para ese ideal. Y aunque a nadie le gusta ser castigado, si hago algún mal quisiera tener tiempo para corregirlo o al menos para verlo corregido, porque sé que sólo eso me dejará en paz (¡ya que no puedo recurrir al confesionario!).

    ResponderEliminar
  20. Estimado Ernesto:
    Entiendo perfectamente todo lo que expones, ya que hasta no hace muchos años atrás, mi postura era bastante cercana a la tuya (no igual, solo cercana). También es cierto respondería con agrado a varias cosas que aquí expones, pero, dado el constante pedido de Pablo a que nos mantengamos dentro del tema, solo te diré algunas mínimas cosas y él decide si da para más y por eso abre una entrada mas apropiada o esto queda aquí.
    Me hablas como si yo generalizara en cuanto a la postura ateísta y solo dí un ejemplo que el mismo Pablo acepto existe, yo NO dije "todos" niegan porque..., pero vos si me metes en la bolsa de muchos creyentes; si revisas mis entradas podrás ver que dije en más de una ocasión "NO vengo a evangelizar, NO me interesa convertir a nadie, solo paso cuando puedo y paso a defender algunos ataques que hacen puntualmente hacia la iglesia católica y a aclarar muchos errores de prejuzgamiento y/o mala interpretación; si en ese proceso, la explicación te suena a sermón o lo que sea, no es mi intención, pero, es simple, ya no tiren para este lado y yo me voy del barrio, mientras tanto creo tener derecho a mostrar la otra campana, siempre con el mayor de los respetos.
    Por lo demás, cada uno es libre de creer o dejar de creer, hacer o dejar de hacer lo que le venga en gana.
    Aclaro, Dios, por serlo, no necesita absolutamente nada, lo tiene "todo", sino no dejaría de ser Dios. Oraciones, templos, etc. son cosas de hombres y solo a ellos le sirve para acercase a ese Dios en el que creemos (algunos)
    Que ese Dios en el que creo, y ese en el que vos crees, te bendigan, hasta cualquier momento.

    ResponderEliminar
  21. No voy a cerrar el tema ni censurar la conversación tal como viene, Jom, así que no te preocupes. Insisto con mantenerse en el tema porque, como te imaginarás, hay mucho que se puede discutir.

    Tengo que salirme yo del tema sólo un poco, porque hay una inconsistencia en lo que dijiste. Por un lado "Dios no necesita nada, oraciones y templos son cosas de hombres", pero por el otro sos católico, o sea que considerás pecado mortal faltar a misa, y hay toda una serie de cosas que Dios (según tu concepto) no necesita ni exige, pero que tu religión considera absolutamente necesarias para tu salvación. No te pido que respondas a esta inquietud, pero sí que la consideres.

    ResponderEliminar
  22. Estimado Pablo:
    Pido disculpas por mi demora en responder, pero he estado muy ocupado y me fue imposible subir antes una respuesta.
    Para nosotros los católicos, la Resurrección es la vida en Cuerpo y Alma, así tal cual estamos aquí, porque así Resucito Cristo, en cuerpo y alma, así se sentó a comer con sus amigos luego de su muerte, y así será para todos. Por lo tanto importa tanto el alma como el cuerpo.
    La diferencia conceptual entre inmortal y eterno, está en que el ser eterno, deberá morir primero, para luego alcanzar la vida eterna, junto a Dios, si es lo que ese ser decidió o lejos de Él, si decidió lo contrario. En cambio un ser inmortal, No puede morir, lo que implica en principio, que jamás recibirá la Resurrección de Cristo, por lo que nunca podría o necesitaría optar por ninguna de las opciones que si tiene el ser eterno y resucitado.
    Lo que dije de mi sobrina (la caprichosa) es real, pero no quería decir que vos lo seas (no te conozco como para decirlo), mi intención era el concepto de que muchas veces queremos cosas que no sabemos o no somos del todo concientes de que nos dañan o de que no es el momento apropiado para que nos las den. Tu idea final,, "...Yo quisiera recompensa en esta vida por lo que haga en ella..." es muy buena, yo agregaría algo mas; cada cosa buena tiene una recompensa directa ya, aquí y ahora, por que de algo bueno siempre sale otra cosa buena ¿alguien te golpeo alguna vez por que le regalaste algo? o recibiste al menos la satisfacción de ver a esa persona contenta por tu regalo; claro, uno a veces espera más y eso es lógico, pero ya vendrá algo más de esa misma persona en un futuro y así la rueda sigue.
    "...si hago algún mal quisiera tener tiempo para corregirlo ..., ...porque sé que sólo eso me dejará en paz" Esto es tan bueno como lo anterior, nadie es perfecto, todos tenemos malos momentos y quisiéramos que nos permitan enmendarnos de los errores. Si alguien no te permite hacerlo, ya te dará la oportunidad, probablemente cuando se de cuenta que esta cayendo en una actitud similar, en cuanto a si te das o no cuenta, claro uno a veces es inconciente del daño que provoca, pero si prestamos atención a cada cosa que hacemos o dejamos de hacer, nos iremos sensibilizando en el tiempo lo suficiente como para no notar solo cosas menores, solo hace falta querer lograrlo. En cuanto a la confesión, no tiene sentido que explique aquí el significado teológico que tiene para los católicos, pero si te diré que una buena confesión debería incluir la reparación del daño causado.
    Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  23. Estimado Pablo:
    Respecto del punto sobre si la vida es larga o corta para aprender o no; es un poco difícil para mí demostrarlo en forma breve aquí, o sin entrar en cuestiones teológicas, que claro, como decís son muy opinables; ero a ver que podemos hacer..., el concepto de eternidad tal vez este confundido Borges desde el punto de que no hay paso del tiempo en la eternidad, es siempre presente y claro eso es algo para nosotros ininteligible (tal vez digas inaceptable, pero aunque no es comprensible es muy lógico si hablamos del "creador" de todo desde la nada), nunca te cansarías de un presente alegre. Por último, si observamos la vida de quienes nos rodean y veremos que todos van aprendiendo o no, cambian o no, pero la vida me ha demostrado muchas veces que hasta que no aprendemos ciertas cosas, se ensaña en darnos oportunidades para que lo hagamos (y no hablo de Dios), eso avala mi teoría de que la vida es tan larga como se necesite para aprender; claro si me niego una y otra vez, no viviré para siempre y por lo tanto es lógico pensar que me niego a aprender.
    No me contradigo en lo absoluto al decir que Dios no necesita nada y profesar la religión católica. La religión es la forma que tenemos los hombres de acercarnos a Dios (y partiendo de esa base, es para mí muy difícil cuestionar a cualquier religión que pretenda llevar al hombre a acercarse al Dios que proclama Amor, lleve el nombre que lleve. Pero eso es otro tema); pero que nos acerque a Dios, no significa que Él nos necesite o la necesite. Ahora bien, ¿existe alguna actividad humana de cualquier tipo que no tenga un mínimo de normas que deban cumplirse? Mi religión establece que cosas me acercaran más o menos al Dios en el que yo creo, y lo hace sobre una muy buena base; pero está en mi, aceptarlas y hacerlas o no; todo es sugerencia y puedo hacerlo o no; como ya dije, aceptando mi libertad con "responsabilidad" y eso implica, al menos para mi, el hecho de saber cual será la consecuencia de hacer o no algo.
    Para ser mas claro, te propongo que me digas que cosas son "obligatorias" (como vos lo ves) y yo te muestro mi punto de vista al respecto.
    Veamos la Misa que ya me proponías.
    ¿Como podría yo, seguir algo si no lo conozco? Y para conocerlo ¿que mejor que participar en una capacitación? Como profesional que soy, es imposible para mi, no estar poniéndome constantemente al día (a pesar de lo molesto que pueda resultarme a veces una conferencia o lo que sea que haga para actualizarme) . Por otro lado ¿que clase de amigo, no visita a sus amigos con frecuencia y se reúne con ellos a comer y compartir un momento agradable? ¿que por que es obligatorio? En realidad ese precepto es muy antiguo y aunque nunca se quitó, en la práctica no vas a escuchar que se diga que es así, hoy a nadie se le dice que sea obligatorio. ¿que debes confesarlo si no vas? si claro, pero de la misma forma, cada vez que un amigo me esta esperando a comer y no voy, antes o después tendré que pedirle disculpas por no haber ido y es de buena educación dar una mínima explicación de porque lo hice; ni mi amigo, ni el confesor, dejaran de aceptar mi pedido de disculpas, es más, el confesor, me perdona incluso sin tener una razón válida y algún amigo, no lo ha hecho.; a mi "amigo", alguna vez tuve que pagarle algo a cambio y al confesor jamás.
    Dios te bendiga

    ResponderEliminar
  24. Estimado Pablo:
    Veo que o no hay más respuestas al tema, o no te has dado cuenta (perdón fue involuntario) que las entradas anteriores, no se bien porque razón figuarn con el nombre Gaby y son mias.
    Dios te bendiga
    Jom

    ResponderEliminar
  25. Mis disculpas, Jom. Voy a tratar de resumir lo que pienso ahora. Primero, lo que Borges creía o pensaba sobre la eternidad: el hombre era mucho más leído que cualquiera de nosotros dos y supongo que reflexionaba partiendo de ciertas concepciones de la eternidad y no de otras; de todas maneras, no dejan de ser especulaciones, ya que todo lo infinito, lo infinitesimal, etc. son ideas abstractas de las cuales no tenemos vivencia directa.

    Sobre el aprendizaje durante la vida, sólo puedo decir que estoy completamente en desacuerdo con esa frase que tantos profieren, "Todo en la vida ocurre por una razón", ya que no tengo una concepción de una razón metafísica situada en un plano superior a la simple causalidad, por lo que creo que algunas personas aprenden, otras no, y nunca podremos determinar cuánto "deberían" haber aprendido o si estaban destinadas a aprender más. Lo siento pero desde mi visión discutir este tema me resulta ocioso.

    Finalmente, sobre la religión y sus ritos. Toda actividad humana tiene sus reglamentos, a veces un poco arbitrarios o convencionales, pero según los creyentes la religión no es una actividad puramente humana; del otro lado no hay otros seres humanos que necesitan estructura y respetan ciertas formalidades, sino un ser que supuestamente lo ve todo, lo sabe todo, y no necesita nada.

    ResponderEliminar
  26. Estimado Pablo:
    Respecto de Borges, descreo que el hecho de ser tan leido (que lo es aún) sea garantía de una buena reflexión. Pero vamos a suponer que sea un parámetro. Creo que no hace falta que te diga cual es el best seller más grande de la historia de la humanidad y que además hecha por tierra este y muchos otros de sus conceptos.

    Sobre si "Todo en la vida ocurre por una razón" o no, te comprendo totalmente, desde el momento que yo tambien era así, hasta que entre otras cosas; uní miles de pequeñas piezas de mi vida y me dí cuenta como las cosas se dieron siempre en mi libertad pero de forma en que esté en el lugar que debía y quería; y como sin embargo pude haber tomado otros caminos que me hubiesen llevado al desastre o a estar en mejores condiciones, pero nunca donde debía y quería.

    Por último, respecto de la religión, creo que caminamos en circulos, puesto que ya había dicho que Dios no necesita nada y que la religión es una actividad humana. Dios, no es religioso (Él, no necesita llegar a si mismo).

    Que Dios te bendiga y sigas siempre bien.

    ResponderEliminar
  27. "Ser inmortal es baladí"... Extraordinario Borges

    ResponderEliminar

Dejá tu comentario sobre el tema de este post aquí. Por favor, utilizá un nombre o seudónimo. Si querés opinar o hablar de otro tema, usá el Buzón de sugerencias.