jueves, 28 de agosto de 2008

Encuesta nacional sobre creencias y actitudes religiosas

Los diarios están publicando los resultados de la Primera Investigación Nacional sobre creencias y actitudes religiosas en la Argentina [PDF], realizada entre cuatro universidades y organizada desde el CEIL-PIETTE del CONICET, bajo la dirección del Dr. Fortunato Mallimaci.

Página/12 titula Los creyentes, esos cuentapropistas de la religión, resaltando el hecho de que la mayoría de la gente vive la religión como cosa personal, no asiste a lugares de culto, y no concuerda con las visiones y doctrinas profesadas por las autoridades religiosas. 26Noticias en cambio titula Muchos creyentes, menos católicos, notando que sólo unas tres cuartas partes de los encuestados se dicen católicos, cuando hace años se consideraba que eran alrededor de 90%. La Nación da la nota con un anodino Nueve de cada diez argentinos creen en Dios, que es estrictamente cierto pero no aporta mucho al conocimiento general ni sorprende al lector, mientras que La Capital matiza un poco más explicitando que El 90% de los argentinos dice creer en Dios, distinción semántica que ya discutiremos. Clarín se pone un poco más agresivo y declara que Cada vez hay menos católicos y la gran mayoría no va a misa; de esto lo último no es noticia pero lo primero sí, porque la gente de este país se caracterizó siempre por tener la profesión de fe católica en la boca en todo momento.

Como ahora no tengo tiempo y los resultados de la encuesta hablan por sí solos, termino aquí. Rescato un punto crucial de las conclusiones: que a pesar de la abominable credulidad del argentino promedio, los furibundos clamores en contra (en clave religiosa) que surgen cada vez que se intenta legislar sobre el aborto, la anticoncepción o la educación sexual no provienen de las mayorías, sino de subgrupos pequeños, no representativos pero bien organizados y con contactos influyentes: lo que se ha dado en llamar "minorías intensas", que por su activismo (o fanatismo) terminan acallando y suprimiendo las opiniones de sus correligionarios moderados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dejá tu comentario sobre el tema de este post aquí. Por favor, utilizá un nombre o seudónimo. Si querés opinar o hablar de otro tema, usá el Buzón de sugerencias.