jueves, 15 de octubre de 2009

Elogio de la insolencia

“A las insolencias reaccionarias de la Iglesia católica hay que responder con la insolencia de la inteligencia viva, del buen sentido, de la palabra responsable. No podemos permitir que la verdad sea ofendida todos los días por presuntos representantes de Dios en la Tierra, a los que en realidad sólo les interesa el poder.”

6 comentarios:

  1. Como siempre Saramago fantastico.
    No se como la gente puede creer en los curas , obispos y toda esta clase de chusma de iglesia .
    La gente que cree esta fatal de la chabeta.
    Saludos
    Maria

    ResponderEliminar
  2. A propósito, ya casi que sale la nueva novela de Saramago, Caín. Una reflexión sobre el verdadero causante" de la muerte de Abel.

    ResponderEliminar
  3. La razón es una sola. Con la técnica con que se enseñan las Tablas de Multiplicar, es decir, la repetición hasta el cansancio, aprendimos, el dos por dos, y sucesivamente. De igual manera, a la edad en que no se es posible contrarrestar el ‘Credo en Dios Padre Todopoderoso’, ingresa a la mente nueva ese concepto, que cuando adulto requiere de un gran esfuerzo intelectual para sacarlo de la convicción. Por lo tanto, dejan cautivas las mentes, y por ende a las personas. La religión debería prohibirse a tan temprana edad, cuando todavía no se es consciente de la verdad.

    ResponderEliminar

Dejá tu comentario sobre el tema de este post aquí. Por favor, utilizá un nombre o seudónimo. Si querés opinar o hablar de otro tema, usá el Buzón de sugerencias.