miércoles, 21 de septiembre de 2011

III Congreso de Ateísmo, día 2, parte 2

Continúo con la reseña del segundo día del III Congreso Nacional de Ateísmo.

Dr. Héctor E. Recalde
El segundo día del Congreso de Ateísmo continuó con una ponencia del Dr. Héctor E. Recalde (que no es el diputado Héctor Recalde, como él mismo aclaró apenas empezar, sino un historiador), que disertó sobre la vida de Carlos Olivera, diputado librepensador y anticlerical de principios del siglo XX, que pertenecía a un grupo diverso conformado por liberales, socialistas, anarquistas, minorías religiosas y masones. En 1902 presentó (entiendo que por primera vez en Argentina) un proyecto de ley de divorcio vincular. Era periodista y, antes de presentar su proyecto, buscó generar conocimiento y debate sobre el mismo escribiendo cartas y editando artículos destinados a distintos sectores de la sociedad. El proyecto ingresó al recinto legislativo con apoyos influyentes y buenas perspectivas, pero fue finalmente derrotado. Olivera trabajó en otros varios proyectos secularizadores pero ninguno llegó a ser tratado en el parlamento.

Dip. Jorge Rivas
Luego llegó el momento de la intervención del diputado Jorge Rivas. Rivas fue brutalmente golpeado en un intento de robo en 2007 y a raíz de las graves lesiones que sufrió quedó incapacitado para moverse; al día de hoy puede mover la cabeza pero no hablar, y se comunica a través de una computadora instalada en su silla de ruedas, con un sintetizador de voz. Su ponencia fue pregrabada y a diferencia de las demás no se permitieron preguntas (el proceso de componer frases toma bastante tiempo), pero Rivas quería, evidentemente, estar presente y participar físicamente en el Congreso. Habló en general sobre la trayectoria de la laicidad estatal, destacándose varios puntos:
  • “Un estado democrático no sólo puede sino que debe ser laico.” Lo contrario de la laicidad es el poder de una religión sobre el estado y los ciudadanos, lo cual por definición es contrario a la democracia.
  • El artículo 2 de la Constitución Nacional (que comanda el sostenimiento de la Iglesia Católica por parte del estado) es un ejemplo de los compromisos que tuvieron que hacer los sectores laicistas de las naciones emancipadas de España para poder aprobar sus constituciones modernas. No se podía eliminar toda influencia clerical, pero cierto grado de laicidad era requisito para atraer la inmigración de extranjeros, que vendrían con creencias diversas.
  • “Las sociedades son más laicas que sus estados.” Las leyes a veces van por delante y otras veces por detrás de la sociedad. Para Rivas, desde 2003 (comienzo del kirchnerismo) hay un proceso en marcha con buenas perspectivas hacia la laicidad.
La presencia de Rivas fue notada por los medios locales.

En la siguiente entrega continúo con la reseña del segundo día del Congreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dejá tu comentario sobre el tema de este post aquí. Por favor, utilizá un nombre o seudónimo. Si querés opinar o hablar de otro tema, usá el Buzón de sugerencias.